Etiquetas

,

“…Pues bien, la única base posible de esa formación no es otra que la de enseñar lo mejor posible el manejo del lenguaje. Sólo él (léxico y sistema) capacita al muchacho para poder entender la realidad que tiene y va a tener ante sí; sólo él le va a permitir ejercer su propia libertad por medio del desarrollo de su razón, y sólo él es el medio de conseguir este desarrollo.

Es, pues, en el aprendizaje del lenguaje en el que deben centrarse las clases, y no en el conocimiento científico de un sistema de lengua que, además, dudo que sea científico… Manejar lo mejor posible ese maravilloso instrumento de expresar nuestras ideas y nuestros sentimientos y de comunicarnos con los demás, eso es lo que se debe enseñar en bachillerato. A ello contribuye la literatura, en tanto que textos modélicos”

José Miguel Caso González, Catedrático de Literatura de la Universidad de Oviedo