Etiquetas

“Gran parte del proceso de la educación consiste en ser capaz de tomar distancia, de algún modo, de lo que uno sabe para poder reflexionar sobre el propio conocimiento… Es una invitación a reflexionar sobre los modales, la moral y la condición humana.
El lenguaje de la educación, si ha de ser una invitación a la reflexión y a la creación de cultura, no puede ser el denominado lenguaje incontaminado de la realidad y la “objetividad”. Debe expresar las actitudes y debe invitar a la contraactitud y en ese proceso dejar margen para la reflexión, para la metacognición”.

J. BRUNER. Realidad mental y mundos posibles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.