Etiquetas

“Gran parte del proceso de la educación consiste en ser capaz de tomar distancia, de algún modo, de lo que uno sabe para poder reflexionar sobre el propio conocimiento… Es una invitación a reflexionar sobre los modales, la moral y la condición humana. El lenguaje de la educación, si ha de ser una invitación a la reflexión y a la creación de cultura, no puede ser el denominado lenguaje incontaminado de la realidad y la “objetividad”. Debe expresar las actitudes y debe invitar a la contra actitud y en ese proceso dejar margen para la reflexión, para la metacognición”.

J. BRUNER. Realidad mental y mundos posibles.

La función de la filosofía, desde los tiempos de Sócrates, parece consistir en , en volver sobre el sentido de la vida, de las posibilidades de desarrollo de lo humano, individual y social, como le es dado a cada uno, en las circunstancias históricas y geográficas en que se halla. La necesidad de reflexionar nos indica que lo que conocemos nos genera aún dificultades y la necesidad de volver y re-volver sobre lo que ya conocemos (y en realidad ignoramos). La duda sobre la realidad y el significado de los aprendizajes y teorías existentes nos hace volver sobre el tema, convertirlo en problema. Más esto no significa que hayamos encontrado la respuesta definitiva. Quizás habrá que decir con Sócrates en el Menón: Dudo más que nadie, por eso hago dudar a los demás. Pero la duda no nos paraliza, al contrario, nos mueve a proponer conjeturas, a criticar lo existente y a planteamos posibles avances en la, a veces, dura tarea de aprender y de buscar sentido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.