CRÓNICAS DE LA GRAN BROMA

(Autor: Álvaro de Luna)

 Como bien expresa el título de la propuesta escogida para este ensayo, las humanidades se ven frecuentemente asociadas a la idea de “estudios inútiles”. Esta calificación de “inútil” esconde, por lo general, la noción de que todo aquello que no tenga una utilidad material y práctica, mecánica, o bien carezca de fórmulas o leyes absolutas y mensurables, es inservible. El progreso útil es aquél que, poco a poco, nos va llevando a una comprensión y domesticación del mundo físico cada vez mayores, el que nos permite, por ejemplo, inventar la radio a partir del conocimiento de la energía electromagnética.

 No obstante, y por increíble que parezca hoy día, hubo tiempos en los que el progreso se entendía también en un sentido cultural, filosófico, artístico, espiritual. En el renacimiento, es un caso, Ficino hablaba sobre la dignidad del hombre, casi como un Dios capaz de crear, de…

Ver la entrada original 1.727 palabras más